“EN ESTE PIANO SE VA A SENTAR PUGLIESE”

(Que es como nombrar al pueblo)    (1° parte)

Dedicada: A mi querido hermano de bohemia Oscar Ferreiro, Oscar nació en enero de 1934, paró 50 años en el bar que tenia en sus
                 comienzos el padre de Osvaldo Fresedo en av. Del Campo y Av. Elcano, limite entre los barrios de Paternal y Chacarita.
Oscar vivió todo el glorioso tango de la década del ’40, conoció a don Osvaldo Pugliese, escuchó a todos sus cantores y conoce toda la historia de su legendaria orquesta típica. Oscar conoció, el legendario Café “El Argentino” que estaba en la av. Corrientes entre Federico Lacroze y Olleros, donde Pugliese conoció a uno de sus grandes cantores : Jorge Vidal.
 El hoy vive en la calle Tronador del barrio de Villa Ortuzar, con Oscar y  con sus lúcidos casi 85 años, mantenemos largas charlas sobre tango y sobre un Bs. As. que se fué.
 Con Oscar coincidimos, en que “Desde aquella noche” y “Bajo el cono azul” son dos de los mas lindos tangos de la historia.
 El se queda sorprendido por mis conocimientos sobre cosas que no viví y yo admiro su privilegiada memoria y todo lo que me ha enseñado sobre un Bs. As. de cafetines y de hombres con códigos, de otra época.        
                           
Osvaldo Pedro Pugliese nació el 2 de diciembre de 1905¸en la empedrada calle Acevedo en la bohemia barriada de Villa Crespo, un rincón del suburbio de Bs. As. , junto al turbulento arroyo Maldonado, que en la década del ’30 seria entubado para dar paso a la av. Juan B. Justo.

 Era común escuchar contar a Pugliese anécdotas de su niñez  junto al arroyo, habitualmente veía  a los marineros venir en bote para rescatar a la gente inundada, también recordaba que había 2 puentes importantes que cruzaban el Maldonado, uno el de la av. Rivera (hoy Cordoba) y el otro el de la av. Corrientes, por este  puente pasaba el tranvía fúnebre que iba del centro al cementerio de Chacarita. El tranvía fúnebre era negro con una cruz en el frente, en el medio se amuraba el cajón sobre un pie y alrededor de el los deudos. El tranvía esperaba a la gente y la traia de nuevo al centro, por eso les cobraban boleto de ida y vuelta, salvo al muerto  que se le cobraba solo boleto de ida porque se quedaba en Chacarita.
 A los 15 años comenzó a posar sus dedos sobre el piano del café “La Chancha” de Villa Crespo. Alli en un ambiente de guapos, obreros, carreros y malandras, el joven Osvaldo Pugliese se ganó sus primeros mangos (40 pesos diarios) desde las 18:00 hasta la 1:00 hs. y escuchó sus primeros aplausos.
 En el año 1921, una chica del barrio Paquita Bernardo, la 1° mujer que se atrevió a tocar el bandoneón, lo llevó a su orquesta.
 Paquita muere en el año 1925 con apenas 24 años y el nombre de Pugliese, un joven pianista que seguía la escuela del violinista Julio De Caro, comenzó a andar de boca en boca.
 Para ese año Pugliese compuso la música de (según Anibal Troilo) su más hermoso tango:”Recuerdo” con letra del poeta Eduardo Moreno. Este comentario es una perlita para tangofilos, si uno ve las primeras partituras de “Recuerdo”, va a observar, que la música pertenece  a Adolfo Pugliese (el padre de Osvaldo), que era flautista, pero para esa época, el tango estaba dejando de lado ese instrumento y el padre estaba sin trabajo, Osvaldo le dijo: “ Mira viejo, si a vos te gusta, agárratelo, publicalo a tu nombre, cobralo y adelante”, Pugliese grabó 4 veces “Recuerdo” 3 veces, instrumentado en 1944, 1985 y 1986,  y en 1966 cantado por la voz de Jorge Maciel. Algunos historiadores (inclusive Oscar) sostienen que el padre de Pugliese tuvo que ver en la música de “Recuerdo”.
 Paso un breve tiempo por la orquesta del gran Pedro Maffia y en el año 1929 formo su propio sexteto que quedara en la historia del tango como el sexteto, Vardaro-Pugliese compartiendo la dirección con ese eximio violinista que fuera Elvino Vardaro, Este sexteto debutó en el café “El Nacional”. Pronto se disolvió para volver a formarse en el año 1931 y debutar en el cine “Medrano”.
 A partir de 1936, Pugliese alterno, en varias orquestas como la de Miguel Caló, Carlos Marcucci y Pedro Laurenz.
 Para esa época a Osvaldo Pugliese le ocurre algo que lo iba a marcar para toda la vida. Entre julio de 1936 y abril de 1939 España padece de “La guerra civil” entre los “Republicanos” apoyados por el partido comunista español y el “Bando Sublevado” liderado por el gral. Francisco Franco. Leyendo las noticias de la guerra civil, Pugliese se decidió por los “Republicanos” y se afilió al “Partido Comunista Argentino” aptitud que le provocó varias veces ser encarcelado. Pugliese no era de esos comunistas, que como dice mi amigo Mauro, agarran la plata con la izquierda y la gastan con la derecha.
Pugliese era comunista de verdad, su orquesta era una cooperativa, todos ganaban igual, por eso contratarlo no era costoso, tocaban desde los grandes cabarets de Bs. As. hasta en humildes clubes de barrio. Por estas aptitudes tan nobles fue tan querido y admirado por su público y por los militantes de su partido. Cuando no podía tocar porque estaba preso, tocaba la orquesta sola y sobre el piano cerrado colocaban un clavel rojo. El comunismo fue una idea política, siempre resistida en la Argentina. Sin ir muy lejos en el año 1974 la A.A.A. (alianza anticomunista Argentina) mató y hechó del país a numerosos militantes y en la dictadura de 1976 hubo desaparecidos comunistas solo por estar afiliados al partido. Don Osvaldo Pugliese nunca renegó de su idea, ni tampoco tuvo miedo  
La 1° vez que fue encarcelado fué en el año 1939, cuando salió el 11 de agosto de 1939 debutó con su orquesta. Para acceder al disco recién en el año 1943, con un disco de 78 rpm con los temas El Rodeo y Farol cantados por Roberto Chanel. Y a partir de aquí comienza la actividad de su legendaria orquesta típica que acompaño a los argentinos desde el año 1939 hasta 1995.
 Que él 2019, sea el mejor año de sus vidas.
2º PARTE
La orquesta de don Osvaldo Pugliese debutó el 11 de agosto de 1939 en la confitería “El Nacional” ubicada en la av. Corrientes 974 con sus 2 primeros cantores: Amadeo Mandarino y Augusto Gauthier, la formación era: Bandoneones: Enrique Alessio, Osvaldo Ruggiero, Antonio Ruscini y Alberto Amengol, Violines: Enrique Camerano, Julio Carrasco y Jaime Tursky. Contrabajo: Aniceto Rossi y en el piano, el maestro Pugliese. Esta orquesta con estos cantores no grabo nunca. Principio de la década del '40 aparece en la orquesta uno de los mas grandes cantores de su historia, su nombre Alfredo Mazzochi, pero en la jerga será conocido como “Roberto Chanel”. Chanel el 15 de julio de 1943 graba el 1° disco de la orquesta, un disco de 78 rpm que tenia en un lado “Rodeo” y del otro “Farol”, Chanel graba 31 temas con l a orquesta de Pugliese y se mantiene en ella hasta el año 1948. Ahí aparece en la orquesta un cantor que no tiene mucha trascendencia: Jorge Rubino, que graba un solo tema, “Milonga de mi tierra”, y en el año 1945 aparece un cantor que marco una época inolvidable en la orquesta, un joven italiano nacido en la aldea de Strevi cerca de Milan.
 Era flaco, alto, de pelo negro, se peinaba con jopo y causaba sensación en las seguidoras femeninas de la orquesta, algunos hombres lo odiaban, porque cuando cantaba, las mujeres en vez de bailar se quedaban al lado del escenario embobadas escuchándolo, su nombre Remo Andrea Domenico Recagno, pero para el ambiente del tango será eternamente el gran Alberto Moran. Moran dejó algunas grabaciones inolvidables, especialmente de algunos tangos como: San Jose de Flores, Pasional y El Abrojito . Fueron 9 años inolvidables, Moran grabó con Pugliese entre 1945 y 1954,  54 temas (4 a dúo). En el año 1946 el maestro Osvaldo Pugliese escribe su tango mas emblemático, instrumentado, sin letra: “La Yumba”.
 En el año 1949 le cuentan a Pugliese, que en el café “El Argentino” que estaba ubicado en la av. Corrientes entre Federico Lacroze y Olleros, frente al cementerio de Chacarita habia un gran cantor, que cantaba milongas en los boliches, acompañado por guitarras, su nombre: Jorge Vidal. Pugliese lo fué a ver al café, le gustó y una noche cuando “El Argentino” estaba cerrando entró, Vidal estaba acostado en el billar con el saco de almohada, Pugliese se paro al lado de él y en silencio lo miraba, cuando Vidal se dio cuenta, se paró y le dijo: “Maestro”que hace aca ? Le gustaría cantar conmigo Vidal ? Por supuesto, le respondió. 
 Jorge Vidal canto con la orquesta entre 1949 y 1951 con el desafio de cantar al lado del gran Alberto Moran, que estaba triunfando y con quien hizo alguna grabacion a dúo. En el año 1951 Vidal le dice a Pugliese que se va y Pugliese le pregunta por qué? y Vidal le responde: Sabe lo que pasa maestro, si sigo cantando con usted me voy a acontumbrar tanto a su orquesta que no voy a poder cantar más con guitarras. En el año 1953 aparece el cantor Juan Carlos Cobos quien graba a dúo con Moran “Caminito Soleado” y solo “Olvidao”, “Milonguera”, “Es preciso que te vayas” y “Te aconsejo que me olvides” se fué en el año 1955. Aquí aparece otro de los cantores que marco una época en la orquesta, un morocho tucumano que debutó el 16 de julio de 1954 y se fué el 6 de agosto de 1959, el “Negro” Miguel Montero, que dejó una versión inolvidable de “Antiguo reloj de cobre”. Ese mismo año aparece un gran cantor
que es el encargado de acompañar a Montero, su verdadero nombre era Carlos Pelegrini pero para el tango será Jorge Maciel.
 Maciel fúe el único cantor que grabó en el año 1966 el más bello tango de Osvaldo Puliese: “Recuerdo” (un tango muy difícil de cantar). Pugliese lo grabó 3 veces más pero solo instrumentado. Maciel dejó con la orquesta entre 1954 y 1968, 66 grabaciones: 3 a dúo con Montero, 2 a dúo con Carlos Guido, 3 a dúo con Alfredo Belusi y 3 a dúo con Abel Cordoba. En el año 1959 hace una aparición  fugaz el cantor Ricardo Medina y Carlos Guido quien ese año viaja de gira  por Rusia y China.  

 En el año 1960 Pugliese contrata un cantor, que vivió muchos años en este barrio : Alfredo Belusi (originalmente Beluschi), quien dejó 17 grabaciones con el maestro. En el año 1968, aparece el anteúltimo cantor de la orquesta Abel Córdoba (Abelardo González) quien entre 1968 y 1981 fué el único cantor de Pugliese, en el año 1981 entra el último cantor de la orquesta, un joven que venía de ganar un concurso de tango: Adrián Guida. Pero todo se trunca cuando un edema de pulmón se llevó su joven vida el 12 de diciembre de 1994 cuando sólo tenía 29 años. Pugliese tenía 89 años y cuando yo vi lo que lloró en el velorio de Guida, me dije, este hombre no tiene edad para sufrir tanto, se va a morir y solo lo sobrevivió algo mas de 7 meses. El maestro Pugliese falleció el 25 de Julio de 1995 poniendo con su muerte punto final a su legendaria orquesta típica.