“QUE SE VAYA A TRABAJAR A UN CIRCO” La leyenda del intocable

Una noche de sábado del año 1995, mi querido y desaparecido amigo Euler Prieu y yo estabamos en el Club Italiano enfrente a Parque Rivadavia en el barrio de Caballito, viendo la final del mundo de billar a 3 bandas entre el belga Raymond Ceulemans (el mejor tresbandista de todos los tiempos) y el joven holandes Dick Jaspers. Era un salón donde habria unas 500 personas, en la 1° fila estaba sentado el periodista deportivo Horacio Garcia Blanco, quien años después moriría por culpa del corralito de De La Rua, por no poder sacar su dinero del banco para operarse. En un entretiempo del partido, yo me acerque a Garcia Blanco y le pregunte por una anécdota que había contado por televisión, él me dijo que era cierta y  me la recordó: “ Cierta vez, en la puerta del Luna Park, le estaban haciendo un reportaje y le preguntan, ¿Qué le dejo Locche al boxeo?, nada, respondió. Y justo por detrás de él , pasaba Locche que venia de entrenar, Locche lo escuchó,  lo esperó, lo increpó y le dijo “Gordo, ¿ por que dijistes que yo al boxeo no le deje nada . Porque,  vos al boxeo no le dejastes nada. Lo que vos haces sobre el ring no se lo podes enseñar a nadie. Esa habilidad que vos tenes, nació con vos y con vos morirá.
Nicolino Felipe Locche, hijo de inmigrantes italianos, nació en Tunuyan, Mendoza, el 2 de septiembre de 1939.
 Comenzó a boxear a los 9 años de edad en el Mocoroa Boxing Club, pupilo del gran Francisco “Paco” Bermudez, realizo 122 peleas como amateur con solo 5 derrotas. Debuta como profesional en la categoría liviano, en Mendoza, el 11 de diciembre de 1958   ganandole  por nocaut en el 2° round a Luis Garcia. Sus primeras 6 peleas las realiza en la pcia. de Mendoza. En su 7° pelea el 29 de julio de 1959 le gana por puntos a Juan   Ramirez y debuta en el estadio “Luna Park” y la ciudad de Bs. As. ya lo empieza a conocer El 6 de noviembre de 1959 en ”La Asociacion Mendocina de Boxeo” realiza  la 10° pelea de su carrera profesional y llega su 1° derrota ante Vicente Derado, “Paco” Bermudez, le aviso y le dijo : “ No vaya Nicolino a pelear.  Derado, es un boxeador veterano, tiene mucha experiencia, le puede ganar” pero Nicolino era un joven de 20 años y sin escuchar  fué y perdió.
 Vuelve  a pelear con Derado el 22 de enero de 1960 empatando en 10 rounds y termina venciendolo por puntos el 20 de enero de 1961 y el 16 de diciembre de 1961  y por knock out técnico el 2 de diciembre de 1967
 Bs. As. lo empezaba a  conocer, pero al principio lo negaba, Cirilo Gil y Luis Federico Thompson fueron grandes boxeadores estilistas antes que él, pero Nicolino Locche era otra cosa era un fenómeno, esquivaba los golpes a 50 cm. de los puños de sus enfurecidos rivales  y Bs. As. todavía estaba acostumbrado a grandes pegadores, solo basta recordar las palabras de Alfredo Prada aquel eterno rival del “Mono” Gatica : “ Decile a Locche que venga a ponerle la cara a Gatica o a mi”, solia decir.
Locche no era un boxeador, Locche era un artista.                                                                                                                                   
  Llega su 1° gran pelea, era el 4 de noviembre de 1961, en el “Luna Park” le gana el titulo argentino  liviano por puntos en 12° rounds a Jaime Giné.
 Ni Bs. As. ni el, lo sabían, pero estaba comenzando, la leyenda del boxeador intocable.