1871, El año que murió Bs. As.

Buenos Aires nació en el sur de la ciudad.
Fiebre amarilla: la epidemia que transformó la ciudad de Buenos ...El  25 de mayo de 1810 los problemas no terminaron, sino que recién empezaban para este Virreynato colonial que quería transformarse en la República de hoy. Una de las principales dificultades (entre tantas) con que se encontraron los primeros gobiernos patrios del siglo XIX fueron la higiene y la salud de la ciudad. Solo habia 3 formas de conseguir agua : una era la lluvia incierta, otra era “El aguatero” que extraia agua del río, la dejaba decantar, la filtraba y la vendía, y la última era el aljibe que tomaba agua de la napa Los desechos humanos se tiraban a la calle, a los pozos negros (que contaminaban las napas) o a los arroyos que cruzaban Bs. As. a cielo abierto. Vamos dar una breve descripción de cómo era el Bs. As. de 1871: En la ciudad convivian los 3 poderes: el Gobierno Nacional presidido por Domingo Faustino Sarmiento, el de la provincia de Bs. As. con el Gobernador Emilio Castro y el municipal presidido por Narciso Martinez de Hoz, entre estos 3 gobiernos había enfrentamientos políticos y juridisccionales. Bs. As. estaba poblado en el sur, el norte era el norte de la Plaza de Mayo, mas al norte estaba despoblado, en el  barrio de “La Recoleta” estaba lo peor de la ciudad:  la quema, el cementerio y la penitenciaría nacional. El 1º censo nacional de 1869 arrojó que la ciudad de Bs. As. tenía aprox. 180000 habitantes de los cuales el 50% eran extranjeros, la ciudad no estaba preparada para crecer en forma tan vertiginosa, debido a la inmigración que llegaba día a día a estas tierras, proveniente principalmente de paises europeos. En Bs. As. normalmente fallecian 20 personas por día, había un total de 160 médicos.  menos de 1 cada 1000 habitantes. La situación de la ciudad en lo sanitario era muy precaria, especialmente en los conventillos del sur donde convivian hacinados inmigrantes, afroargentinos y criollos que carecian de las mas elementales normas de higiene y el verano era la temporada mas riesgosa para el brote de enfermedades que acechaban Bs. As. El “Cólera” amenazó Bs. As. en 1867 y 1868. Pero en enero de 1871, una enfermedad viral, aguda,infecciosa y hemorrágica, proveniente de zonas tropicales que había tenido brotes en  1852, 1858 y 1870, vino para quedarse el tiempo suficiente como para llegar a matar en la ciudad hasta 500 personas por día, había llegado a Bs As.
“La Fiebre Amarilla” también conocida como el vómito negro En la plaza del barrio del Tambor (hoy barrio de Monserrat) las comparsas negras estaban ensayando sus ritmos para los carnavales venideros. Esta enfermedad  iba a cambiar a Bs. As. para siempre, esta ciudad que estaba pasando de la gran aldea a la metropolis de hoy . La fiebre amarilla venía amagando desde 1852 con algunos brotes esporádicos, a los que no se le dieron mayor importancia, pero el 27 de enero de 1871 se conocieron en el barrio de San Pedro Telmo 3 casos de fiebre amarilla en forma oficial, pero el gobierno municipal desoyó las advertencias de los médicos y continuó con los preparativos del carnaval que para esa época era un acontecimiento popular, multitudinario y de gran importancia  para la ciudad. A fines de febrero el médico Eduardo Wilde que venía atendiendo casos de enfermos, aseguró que se estaba en presencia de un brote febril  (el 22 de febrero ya se habían registrados 10 casos) e hizo desalojar varias manzanas. Pero los festejos del carnaval entretenían demasiado a la población como para escuchar sus advertencias. El mes de febrero terminó con un total de 300 casos y el mes de marzo comenzó con más de 40 muertes diarias, llegando a 100 el día 6, todas a consecuencia de la fiebre amarilla. La epidemia prosperaba especialmente en los humildes conventillos de los barrios del sur muy poblados y poco higiénicos.  Recién el 2 de marzo cuando el carnaval llegó a su fin, las autoridades tomaron cartas en el asunto. El puerto de Bs. As. fué puesto en cuarentena y se cerraron las fronteras con las pcias. Limítrofes. En horas de la noche los negocios estaban cerrados, las calles estaban desiertas y sombrias, faltaban médicos, los enfermos no tenían asistencia, huía el que podía y el que se quedaba y poseía los síntomas, en 2 días moría, sin embargo lo peor estaba por venir.

Un episodio de la fiebre amarilla en Buenos Aires, 1871 de Juan ...El 13 de mayo miles de vecinos congregados en la Plaza de “La Victoria” (hoy Plaza de Mayo) nombraron una “Comisión Popular de Salud Pública” y eligieron como presidente al abogado José Roque Perez. Muchos inmigrantes no hablaban castellano y no entendian las ordenes que la comisión daba. La clase blanca pudiente emigró hacia el norte de la ciudad especialmente al despoblado barrio de “La Recoleta”, el ejercito cercó la zona donde residían y no  permitió el ingreso de la población negra, quienes morían masivamente y eran sepultados en fosas comunes, especialmente en el “Cementerio del Sur”, ubicado en lo que hoy es el “Parque Ameghino” en el barrio de “Parque Patricios”. La situación era desesperante, se había recomendado a la población abandonar la ciudad, no se sabía que agente provocaba la fiebre, por donde había ingresado a Bs. As. ni como se curaba, los medicamentos (que habían aumentado fuertemente) solo calmaban algunos síntomas.El pico de muertes llegó el 10 de abril de 1871 con un total de 563 personas. A fin de abril con los primeros frios, la cifra de muertos comenzó a descender, hasta que el 2 de junio por 1° vez no hubo casos de muertos por fiebre amarilla y la comisión dio por finalizada su tarea.  En 1871 murieron 14000 personas por la fiebre amarilla (el 8% de la población de Bs. As.), pero la cantidad de habitantes se redujo en un 50% por toda la gente que abandono la ciudad y nunca regreso. Entre los muertos había 7 religiosas de la orden de la caridad, que ayudaban a los enfermos, 50 sacerdotes, 12 sepultureros, el presidente de la comision Dr. Jose Roque Perez y el Dr. Francisco Javier Muñiz, que como extraña paradoja del destino, el médico que le dio nombre al hospital de enfermedades infecciosas, falleció de una enfermedad infecciosa. No faltaron los oportunistas de siempre, las casas vacías fueron saqueadas, hubo ladrones que se disfrazaban de enfermeros para poder robar las casas de los enfermos. Hubo 117 muertos sin herederos y un grupo de delincuentes, que se dedicaba a fraguar escrituras y testamentos para quedarse con las casas. Los políticos de turno como siempre dando la nota, a mediados de marzo el presidente Domingo F. Sarmiento y su vicepresidente Adolfo Alsina abandonaron la ciudad en un tren sanitario, acompañados por otros 70 individuos, gesto que fue muy criticado por los periódicos. También abandonaron Bs. As. la Corte Suprema en pleno, los 5 ministros del poder ejecutivo y la mayor parte de los diputados y senadores. Si mi abuela viviera y leyera esta nota seguramente, al terminar, se sacaría los anteojos me miraría y me diría:
“Marcelito en todos lados se cuecen habas................

                                                                         Marcelo C. Rizzo
                                                                        marriz@hotmail.es

Calle Corrientes...


Resultado de imagen de cafe dominguez historia

“Café Dominguez de la vieja calle Corrientes que ya no queda / café del cuarteto bravo de Graciano de Leone / a tus mesas caian a escuchar tus tangos / Pirincho, Arolas, Firpo y Pacho / era el imán que atraía / como atrae el alcohol a los borrachos / Café Dominguez de la vieja calle Corrientes que ya no queda.”
 Siempre se asoció a la calle Corrientes con el tango, como lo demuestra esta hermosa glosa  de Julián Centeya que realiza la introducción del tango “Café Dominguez” del pianista Angel D'agostino. El “Café Dominguez” quedaba, allá por 1917, en Corrientes 925 para luego transladarse a Corrientes 1537.

 Pero la historia de esta antigua calle ( hoy avenida) viene desde mucho más atrás, que el tango y que sus teatros que empezaron a funcionar a fin del siglo XIX.
 En los tiempos de la colonia,  Corrientes era conocida como el sendero del sol, en alusión a que en aquel 1º recorrido se veía la salida del sol sobre el Río de la Plata, cuando comenzaron a desaparecer las tunas y los arbustos, aparecieron las primeras casas de adobe,  las pulperías y se empezaron a fundarse los primeros barrios porteños, allá por 1738 se la conoció como la “Calle de San Nicolás” este nombre se debió a la iglesia homónima que se demolió a principio del siglo XX para construir el Obelisco. En 1808 en reconocimiento al destacado trabajo que el regidor del Cabildo realizó contra el enemigo durante las dos invasiones inglesas, se la llamó “Calle de Inchaurregui”. Recién en 1822 se convirtió en calle Corrientes en reconocimiento al apoyo que dió la provincia mesopotámica, a la revolución del 25 de mayo de 1810. Estos nombres eran para el tramo que cubre desde el bajo hasta la actual Av. Callao, la decisión de convertirla en calle ancha venía de los tiempos en que Rivadavia era secretario de gobierno y cuando las autoridades notaron que Corrientes era como el eje del centro porteño, querían que tuviera un ancho de 30 varas (26 metros), el tema se retomó recién en 1910 cuando el intendente Joaquín de Anchorena hizo ejecutar aquella iniciativa y recién en 1931 comenzaron a demolerse edificios de la vereda norte para inaugurar una Corrientes ancha allá por 1936.
 Fin del siglo XIX  llegaron los primeros teatros como el “Politeama Argentino” ubicado en Corrientes 1490 y el “Teatro Apolo” en Corrientes 1372 y se empezaron a recibir artistas internacionales de la talla de la actriz francesa Sarah Bernhardt y la diva italiana Eleonora Duse.
 La línea de subterráneos B, que la recorre, se inauguró entre Lacroze y Callao el 17 de octubre de 1930, hasta Carlos Pelegrini el 22 de junio de 1931 y hasta Leandro Alem el 1º de diciembre de 1931.
 Seria muy aburrido si yo les contara uno por uno los cafetines, los bodegones y los teatros que poblaron la calle Corrientes en su larga historia,  para eso lo vamos a dejar al maestro Hector Gagliardi que realizó un verso muy hermoso y muy interesante, donde la recorre desde su comienzo en el bajo hasta su final en Chacarita donde la calle termina.
“ Mi linda calle Corrientes, sos de todos y de nadie / Vas cruzando Buenos Aires con tu ritmo diferente /  Sos hija de Luna Park con av. Madero y te acunan los carteros frente al correo Central / más tarde que te ajustas el talle con Leandro Alem / pasas del Shostem hotel a conquistar la ciudad / Mezclas rotiserías con cafecitos cortados del semillón de parado / Al sundae con leche fría / olor a panaderías  mezclado con cambalache / y empleados de R.H. que pasan la recorrida / y ya más señora y dueña sos Corrientes la que manda / cuando llegas a Esmeralda entre las luces que sueñan / presentas tu línea media / Maipo, Odeón y Tabaris / y preguntas si París nos pide la contraseña / Cuando llegás a Maipú / Recibís del Marabú / Un tango de bienvenida / Mezclás Escalera Real con Generala servida / Opera, Rex, pizzerías, Obelisco, diagonal / bolero sentimental, milonga con variaciones, traje con 2 pantalones y teatro Nacional / Corriente sos el pincel que disimula pesares / y manden tus arrabales que todos te quieren bien / Te acordas cuando Gardel tu morocho del Abasto / encontraba entre canastos su casa de Jean Jaures / Si tu punto terminal es el mío Chacarita, donde un coro de floristas nos canta en el funeral”               



 Hasta el mes que viene amigos

GRICEL

Gricel,
( Esa hermosa historia de amor, que nos regalo aquel inolvidable tango de Mores y Contursi)

 Hace más de 25 años me invitaron a un teatro del centro para presenciar un homenaje a aquel gran poeta del tango que fué Homero Esposito. Ante mi asombro, se levanto el telón y apareció Luis Brandoni y recitó en forma impecable uno de sus más emotivos tangos, que es “Yuyo verde”, no hubo quien no se emocionara ante semejante poesía.
 A partir de ahí, me di cuenta del gran valor poético que tiene el tango y que no siempre se suele apreciar, al escucharlo cantado, por eso vamos a leer a “Gricel”.
 “No debí pensar jamás / en lograr tu corazón / y sin embargo lo busqué / hasta que un día lo encontré / y con mis besos te aturdí / sin importame que eras buena / tu ilusión fue de cristal / se rompió, cuando partí / más nunca, nunca más volví /  que amarga fue tu pena”.
Así le escribia, en el año 1942 la pluma impecable de José María Contursi a su amada “Gricel” este tango, al que Mariano Mores le puso música.

 La familia Viganó había vivido un tiempo en “Guamini”, los pagos de Nelly Omar, y ahí nació una amistad con la cantante, por esas cosas de la vida, se trasladaron a “Capilla del Monte” en la Pcia. de Córdoba donde pusieron una hostería y una estación de servicio. En el año 1935 Nelly invita a Susana Gricel Viganó (hija del matrimonio amigo) que había nacido el 15 de abril de 1920 y que era poseedora de un hermoso cabello rubio y de unos azules ojos soñadores, a una actuación suya en vivo en Bs. As. a realizarse en la legendaria LS8 Radio “Stentor”, que era una de las 20 emisoras que había en Bs. As. y que estaba ubicada en Florida 8 pleno centro porteño. El locutor de la radio se llamaba José María Contursi y había nacido el 31 de octubre de 1911, era un “dandy” de buen “empilche” y buena “parla”, al que la noche porteña había bautizado “Katunga”, se peinaba a la cachetada y era hijo del pionero del tango y tan cuestionado Pascual Contursi, que contaba con 24 años y ya estaba casado con Alina Zárate, quien le dió 4 hijos.
Sin embargo cuando le presentaron a “Gricel”, su vida cambió para siempre.
 En 1938 Contursi andaba con problemas de salud y decidió ir a las sierras de Córdoba, para recuperarse y fue a parar (Oh! casualidad) a la hostería de los Viganó y se reencontró con la bella y joven “Gricel”, pero Contursi tenía que regresar a Bs. As. donde tenía su vida, su familia y su trabajo. Pero “Gricel” había causado en él una fascinación de la que jamás se libraria. Sigamos leyendo el tango: “ No te olvides de mí / de tu Gricel / me dijiste al besar el cristo aquel / y hoy que vivo enloquecido / porque no te olvidé / ni te acuerdas de mí.. / Gricel, Gricel”.
 Hubo correspondencia entre ellos y Contursi retorno a Capilla del Monte varias veces, siempre bajo el pretexto de su salud, pero la verdadera razón era su amor hacia “Gricel”.
 Los años pasaron y “Gricel” se casó con un tal Juan Cambá, con quien tuvo una hija: Susana.
En el año 1957 Contursi enviudó y entró en una profunda depresión acompañada de alcohol y soledad. En el año 1962 el bandoneonista Cirico Ortiz actuó en Capilla del Monte y encontró a una “Gricel” sola abandonada por su marido y con una hija, a la que le cuenta la situación de “Katunga”. Ella sin dudarlo se vino con su hija a Bs. As. a buscarlo, él tenía 56 años, ella 47, se casaron en Córdoba 16 de agosto de 1967, el matrimonio duró hasta la muerte de José María Contursi, acaecida el 11 de mayo de 1972, en ese pueblo cordobes, en el que él se había instalado para siempre. Terminemos de leer a “Gricel”: “Me faltó después tu voz / y el calor de tu mirar / y como un loco te busqué / pero ya nunca te encontré / y en otros besos me aturdí / mi vida toda fuéun engaño / que será Gricel de mí / se cumplió la ley de dios / porque sus culpas ya pagó / quien te hizo te hizo tanto daño”.
 El 15 de junio de 1994 Susana “Gricel” Viganó partió hacia el cielo donde están las selectas mujeres del tango, con la diferencia, de que de ella, nunca se dudó su existencia, es más, dio lugar a uno de los tangos más romanticos y desgarradores que se hayan conocido: “Gricel”. Una impactante historia de amor prohibido que venció las dolorosas barreras del tiempo y la distancia      
   Hasta el mes que viene amigos.

“JOE LOUIS”(El Bombardero de Detroit) 1º parte

Dedicada a: La memoria de mi amigo Mario. Mario vivió toda su vida en el barrio y con la indemnización de una fábrica de vinagre en la que trabajaba, instaló un bar y restaurant en la av. Iparraguirre (hoy Eva Perón) 433 de Lomas del mirador al que le puso de nombre “9 de Julio” en homenaje a un equipo de futbol de su juventud. Nosotros por cosas de la vida estuvimos distanciados un tiempo, relación que se recuperó cuando lo fuí a saludar por el deceso de su madre, a mi me cargaba y me solía decir:” vos sos el Mariscal de la avenida para allá, acá sos Marcelo”. Yo lo quería mucho y creo que él también, quise averiguar su apellido pero no tuve tiempo, nos abandonó el 14 de noviembre del presente, siempre vamos a recordar a Mario con esas mañas de viejo bolichero y recuerden amigos solo está muerto lo que está olvidado. Hasta siempre hermano.

Cuando uno entra a la imponente ciudad de Detroit en el estado de Michigan en Norteamérica, se va a encontrar con un hermoso monumento al gran boxeador Joe Louis al que apodaban “El bombardero de Detroit”.
 Joseph Louis Barrow, bisnieto de esclavos negros e hijo de jornaleros algodoneros, nació el 13 de mayo de 1914 en una pequeña y humilde cabaña en la ciudad de Lafayette en el estado de Alabama EE. UU., siendo el 7º hijo del matrimonio.
 Su padre murió loco, cuando él tenía solo 4 años, su madre Lily Barrow, se volvió a casar y se mudó con su nueva familia a la ciudad de Detroit cuando Joe solo tenía 10 años, ahí comenzó a asistir a un gimnasio donde le vieron condiciones de boxeador.


 A sus 16 años, en el año 1930, debutó como boxeador amateur en la categoría semipesado, ganando 50 de las 54 peleas que disputó convirtiendose en campeón norteamericano.
 Para terminar debutando como profesional en la categoría pesado en julio de 1934 ganandole por KO en el 1º asalto a Jack Kraken. Dirijido técnicamente por Jack Blackburn el gran Joe Louis, pesando 90 kg. y midiendo 1,88 mts. comienza ahí su ascendente carrera boxística. El 25 de junio de 1935 vence x KO técnico en el 6º asalto al ex campeón del mundo, el italiano Primo Carnera, quién medía algo más de 2 mts. El 24 de septiembre de 1935 vence x KO técnico en el 4º asalto a otro ex campeón del mundo 1934, al norteámericano  Max Baer. El 13 de diciembre de 1935 vence x KO técnico en el 4 asalto al campeón español y campeón europeo de peso pesado Paulino Uzcudun.
 Era el 19 de junio de 1936,  y aquí va a llegar una de las peleas más interesantes de su vida, porque Joe Louis se iba a enfrentar al campeón alemán Max Shmeling, Joe tenía en el campo profesional 24 peleas y estaba invicto, Y Adolf Hitler jefe del naciente partido Nazi sostenía que un representante de la raza Aria nunca podía ser vencido por un negro al que él, consideraba un ser inferior. La pelea fue en el “Yankee Stadium” de Nueva York y ante el asombro del público Schmeling ganó por KO en el 12º round sacándole el invicto al gran Joe Louis y haciéndole conocer la lona. Schmeling fue recibido en el aeropuerto de Berlín como un héroe.
 Cuentan que Hitler golpeaba la mesa mientras gritaba: “N o hay ningún boxeador mejor que Schmeling en el mundo”.
 Vamos a ubicarnos en el tiempo: la pelea fue en 1936, la revancha estaba pactada para el 22 de junio de 1938, en 1939 estaba por comenzar la 2º guerra mundial, el mundo estaba en llamas y la revancha de esta pelea se había convertido en un problema político,
El presidente norteaméricano Franklin Delano Roosevelt se encontró con Joe Louis y le dijo: “Joe,  necesitamos de músculos como los suyos para derrotar a Alemania y recuerda, que un américano, nunca pierde ante una causa justa”.
 Entre la pelea y la revancha con Schmeling, Joe Louis siguió peleando y el 22 de junio de 1937 gana el título del mundo pesado tras vencer  por KO en el 8º round a james Braddok. Ahí comienza su largo reinado, que duraría hasta 1951.


 2º y última parte

Fé  de erratas: En la 1º parte de esta nota al final les dije que el largo reinado de Joe Louis como campeón del mundo pesado duró hasta 1951, esto no es cierto Louis perdió su título ante Ezzard Charles el 27 de septiembre de 1950, lo que pasó en 1951 y que me llevó a esta confusión es que en 1951 realizó la última pelea de su vida.

  El 19 de junio de 1936 Louis sufre la 1º derrota de su carrera profesional,  ante el campeón alemán Max Schmeling y pierde su invicto de 24 peleas , Louis sigue peleando y  el 10 de septiembre de 1936 vence por KO en el 3º round a un argentino llamado Jorge Brescia   y consigue el 22 de junio de 1937 conquistar el título del mundo pesado venciendo por KO en el 8º round a James Braddock. La revancha con Schmeling se pactó para el 22 de junio de 1938, en el mismo lugar que la primera, en el Yankee Stadium de Nueva York, la ciudad hervía, recordemos que el último campeón negro de peso pesado había sido Jack Johnson en 1915. Los barrios negros Harlem y el Bronx, estaban de fiesta, sentían que Louis estaba reinvindicando a su raza tan humillada, encima Adolf Hitler que sostenía que un negro que pertenecía a una raza inferior y nunca podía ganarle a un ario alemán, como lo demostró Schmeling en la 1º pelea, para caldear más los ánimos previos Hitler sostuvo que con la plata que ganaran con la pelea  la usaran para comprar armamento y derrotar a todos sus enemigos. La política, la inminente guerra y el racismo se habían metido en esta pelea de boxeo. Agentes de la propaganda Nazi viajaron con Schmeling para fogonear el combate.
 El alemán fue recibido al grito de Nazi, Nazi en el aeropuerto y los negros no dejaban de cantar y bailar frente al hotel donde se hospedaba, para ponerlo nervioso y no dejarlo descansar.
 Llegó el ansiado 22 de junio de 1938, era una las peleas más esperadas de la historia, Joe Louis campeón del mundo de peso pesado
con 24 años y 90,3 kg. se iba a enfrentar al campeón alemán  Max Schmeling de 32 años y 87,7 kg. la única persona que pudo vencerlo, noquearlo y sacarle el invicto 2 años atrás, Louis tenía sed de venganza, 70.000 personas estaban presentes en el estadio,
la pelea se transmitió por radio en 4 idiomas, se calcula que la escucharon 70 millones de personas. Louis salió a demolerlo, solo 2 minutos y 4 segundos fueron los que tardó en noquear al alemán, quebrarle 2 costillas y acabar con su carrera pugilística, el estadio de pie lo ovacionaba, la cuenta estaba saldada. Schmeling solo realizó 6 peleas más y se retiró, pero esta pelea le dejó a Max algo impagable que no esperaba, se hizo íntimo amigo de Louis hasta su muerte.
 Joe Louis estaba en lo más alto de su carrera y recibió la admiración de toda Norteamérica.
 En el año 1939 comienza la 2º guerra mundial, Europa estaba en llamas y durante toda la guerra entre 1939 y 1945 Louis realizó 18 peleas todas en EEUU, el 9 de febrero y el 20 de junio de 1940 vence al chileno Arturo Godoy, el 5 de diciembre de 1947 y el 25 de junio de 1948 retiene el título del mundo ante el gran Jersey Joe Walcott, para terminar perdiéndolo ante Ezzard Charles el 27 de septiembre de 1950 por puntos en 15 rounds, el 29 de noviembre de 1950 y el 1º de agosto de 1951 vence a nuestro compatriota César Brión. Agobiado por las deudas con el fisco norteamericano decide volver y se enfrenta el 26 de octubre de 1951 al  joven y ascendente Rocky Marciano quien lo vence por KO en el 8º round, si había boxeadores duros, Marciano era uno de ellos y al ver tirado en la lona a la sombra del que fué el ídolo de su juventud se fue a un rincón y se puso a llorar desconsoladamente. Había terminado para siempre con la carrera gran Joe Louis y con una época de oro del boxeo. Después de realizar algunas actividades
menores  y con daños irreversibles en el cerebro, Joe semi paralítico y mudo fue operado del corazón en el año 1977, según sus íntimos había perdido la ilusión y solo pensaba en morir.
 Fue campeón del mundo pesado durante 11 años y 8 meses  y lo defendió 25 veces, realizó 70 combates con 66 victorias
 ( 52 por KO) y solo 3 derrotas. Su última aparición en público fue en silla de ruedas el 4 de abril de 1981 con motivo de realizarse el combate entre Larry Holmes y Trevor Berbick, todo el Caesars Palace de las Vegas aplaudió de pie emocionado al legendario Joe, su corazón no resistió semejante homenaje y el 12 de abril de 1981 partió para siempre, tenía tan solo 66 años.
 Por expreso deseo del Presidente Ronald Reagan fue enterrado en el Cementerio Nacional de Arlington donde descansan los héroes  norteaméricanos. Los gastos de su enfermedad y su entierro fueron costeados por su viejo amigo Max Schmeling.     

“LA PUERTA 12”

Dedicada al : Guitarrista José Aguirre y a la memoria de su hermano Juan Domingo Aguirre, séptimo hijo varón del matrimonio y ahijado del Gral. Perón. José es la historia viva de aquel triste acontecimiento, él estuvo en la puerta 12 y ahí murió su hermano Juan de tan solo 17 años.

 Yo tenia 16 años e iba a sacar mi documento de identidad, ese día me levanté temprano para ir a hacer la cola en el registro civil.
Mi papá escucho ruidos a una hora que debía haber silencio y le preguntó a mi mamá, que pasaba? Entonces mi mamá le contó y cuando me lo dieron, me lo pidió, miró el número me lo devolvió y me dijo: “Ahora ya tenes las 2 cosas que te van a acompañar hasta la muerte, el número de DNI y la pasión por San Lorenzo, porque la pasión, no se cambia nunca ” era una frase hecha muchos años después la misma frase la usó el actor Guillermo Francella en la película “ El secreto de sus ojos ”. Pero cual es la definición de pasión ?, pasión no es amor ni cariño, es algo diferente y hasta superior, Pasión es la inclinación en forma irreflexiva e impetuosa hacia algo o alguien. A veces la pasión te lleva a la muerte, sin buscarla, en esta historia que les voy a contar 71 personas murieron por culpa de una pasión hacia un equipo de futbol, sin haber hecho nada malo. 
Era el domingo 23 de junio de 1968, en la cancha de River Plate iban a jugar River y Boca, no era un superclásico más, era el último superclásico del gran Amadeo Carrizo, nadie imaginaba que iba a ser el evento deportivo más sangriento de la historia Argentina.
 River iba a salir a la cancha con: Carrizo, Dominichi, Ferreiro, Sywica y Guzmán, Solari, Laraignée y Ermindo Onega, Cubillas, Daniel Onega y Más. Lo dirigía técnicamente Don Angel Labruna.
 Boca formó con Sanchez, Marzolini, Meléndez, Suñe y Rogel, Cabrera, Rattín y Madurga, Rojitas, Gonzalito y Pianetti el técnico era José D’amico. El árbitro era Miguel Comesaña.
En la década del ’60 el futbol estaba cambiando y se pasó, de un campeonato por año con partidos de ida y vuelta, a dos campeonatos a los que se llamó Metropolitano y Nacional. Aparte los equipos estaban pasando del futbol ofensivo de 5 delanteros al antifutbol de Osvaldo Zubeldia y en esta década aparecieron los primeros campeones del mundo: Racing Club y Estudiantes de La Plata.
 Habia 2 jugadores en la cancha que yo llegue a ver en el ocaso de sus carrera y que siempre me impactaron uno era Ermindo Onega y el otro Angel Cemente Rojas “Rojitas”. Ese año San Lorenzo fue campeón Metropolitano con los legendarios  “Matadores” y Velez Sarfield se consagró campeón Nacional, ganándole la final a River Plate con aquella histórica y legendaria mano de Gallo, que el referí Guillermo Nimo dijo hasta su muerte que “no vió”.
 En la década del ’60 el futbol estaba cambiando y se pasó, de un campeonato por año con partidos de ida y vuelta, a dos campeonatos a los que se llamó Metropolitano y Nacional. Aparte los equipos estaban pasando del futbol ofensivo de 5 delanteros al antifutbol de Osvaldo Zubeldia y en esta década aparecieron los primeros campeones del mundo: Racing Club y Estudiantes de La Plata.
 El partido fue de trámite normal, terminó 0 a 0 con muy pocas ocasiones de gol, Carrizo fue la figura de la cancha, era una época donde River estuvo 18 años sin salir campeón entre 1957 y 1975, a pesar de que tuvo grandes equipos como el que presentó esa tarde logrando varios subcampeonatos las hinchadas contrarias le cantaban “Total para que te vas a preocupar lloraron 20 años que lloren 1 más”.
 El partido estaba terminando y la gente de Boca comenzó a retirarse desilusionada por aquel triste empate. Al bajar las escaleras de la puerta 12 (hoy puerta L) que dá a la Av. Figueroa Alcorta se produjo una avalancha mortal que terminó matando a 71 personas e hiriendo a más de 100 personas la mayoría jóvenes adolecentes. Todos hombres, esto demuestra que en aquella época no era habitual la presencia de la mujer en las canchas de futbol. Muchas fueron las versiones de aquel triste accidente, la versión oficial decía que fue una avalancha en la que nadie tuvo culpa, otras dicen que la puerta estaba cerrada, otra que la puerta estaba abierta pero que estaban colocados los molinetes que frenaron la salida de la gente, otra que la policía reprimió porque la gente de Boca en el estadio cantó la “Marcha Peronista” (canción prohibida entre 1955 y 1973), esto provocó que la gente reprimida subiera de vuelta provocando que la salida se frenara, la hinchada de Boca durante varios años divulgó su propia versión en una canción que decía: “ No había puertas cerradas, no había molinetes era la cana que pegaba con machetes ”.
 Mi amigo Mario Alba que vivió toda su vida en la calle Rauch al 1000 de Ramos Mejía, fanático hincha de River Plate y habitué de la cancha, ese domingo salió pero no fué a la cancha y cuando volvió vió mucha gente en la cuadra y en la puerta de su casa cosa que le llamó la atención, cuando llegó lo comenzaron a abrazar felices porque estaba bien y no había sufrido la tragedia, lo que los vecinos no sabían era que el accidente fue del lado visitante.
 La única persona que estuvo en el lugar, que sobrevivió y que yo pude contactar fue José Aguirre, él dice que la puerta estaba abierta, pero que los molinetes estaban colocados, eso frenó la salida de la gente como un embudo mortal.
 Mi querido José es un guitarrista catamarqueño y le compuso una canción a su hermano Juan Domingo que como ya les dije murió en la avalancha, la canción se llama: “Yo nunca te olvido” y en su última estrofa dice: “ Dejastes sufriendo al ser que te dio / ese amor de madre que a todos nos dio / dejastes  a tus padres con un profundo dolor / y al cielo te fuiste por una pasión.”
 Cerramos aquella tristemente célebre puerta 12 y nos vamos recorriendo aquellas calles del barrio de Nuñez, donde estaba el viejo “Hipódromo Nacional” tratando de encontrar alguna historia perdida en el tiempo y el olvido.

 Hasta el mes que viene amigos

EL ADMIRAL GRAF SPEE

( La segunda guerra mundial en el Rio de la Plata ) 
El 11 de noviembre de 1918 terminaba la 1º guerra mundial, el 28 de junio de 1919, Alemania vencido, era humillado en aquel famoso “Tratado de Versalles”. Por este motivo, Adolf Hitler, el 10 de mayo de 1940,  cuando invadió Francia. Con todo el odio acumulado que tenía por aquella grave afrenta se llevó el tratado original y dinamitó el vagon de ferrocarril donde se firmó. Uno de los puntos que el tratado exigia era que los países derrotados no podían fabricar embarcaciones de mas de 10000  toneladas. Entonces Alemania comenzó a construir naves a las que llamó acorazados de bolsillo y que pesaban un poco más de lo permitido, entre ellas se encontraban el “Admiral Graf  Spee”, su nombre se debe a Maximilian Von Spee Almirante alemán de la 1º guerra mundial (1914-1918). Que como extraña paradoja del destino murió en las Islas Malvinas.
El “Graf Spee” fué botado el 30 de junio de 1934 y asignado a la línea el 6 de enero de 1936, medía 186 mts. de eslora (largo), 21,6 mts. de manga (ancho) y 7,4 mts. de calado, que es la profundidad que se sumerge una embarcación en el agua. Tenia una velocidad de 29,5 nudos (55 km/h) y desarrollaba una potencia de 52000 HP.


 El acorazado participo en patrullas de no intervención durante la guerra civil española en 1936, y en el año 1937 de la coronación del Rey ingles Jorge VI. En el año 1938 tomó el mando de la nave su último Capitán Hans Langsdorff.   Pero el 1º de septiembre de 1939 Hitler invade Polonia y comienza la 2º guerra mundial y con un altísimo poder de fuego, el “Admiral Graff  Spee” sale a los mares a pelear contra las naves francesas e inglesas en el Atlantico sur. Seguido de cerca por el petrolero “Altmark” quien le suministraba combustible. Cuando Alemania vio que el Reino unido no toleraría ningún acuerdo de paz, Hitler ordenó a su marina el ataque a todos los barcos enemigos y el “Graf  Spee” comenzó a hacer estragos entre la flota aliada.
 Las reglas internacionales de captura decían que se podía detener y registrar las naves enemigas antes de hundirlas, pero se debía asegurar que sus tripulantes sean evacuados con seguridad.
 El 30 de septiembre de 1939 el “Admiral Graf Spee” localizó a su 1º victima, el carguero “Clement”. El Almirantazgo británico se empezó a preocupar y envió una señal de alarma a todos los barcos de lazona, esto ocurrió cerca del puerto brasileño de Pernambuco.
 El 5 de octubre las armadas británicas y francesas formaron 8 grupos de combate para dar caza al acorazado. Ese mismo dia el “ Spee” capturó al vapor ingles “Newton Beach” y 3 dias mas tarde lo hundió. El 10 de octubre capturó al vapor “Huntsman” para hundirlo la noche del 17, mientras se encontraba con el “Altmark” para proveerse de combustible le pasaba todos los prisioneros de los barcos hundidos. El 22 de octubre hundió al vapor “Trevanion” . A finales de octubre decidió irse al sur de Madagascar en el océano indico, el objetivo de Langsdorff era distraer la atención de los buques aliados y revisar las maquinas del “Spee”. El 15 de noviembre hundió al petrolero “Africa Shell”, el 2 de diciembre al ” Doric Star”  y el 5 de diciembre al”Tairoa”.
El acorazado “Admiral Graf Spee” ya era una obseción para los aliados, y el 7 de diciembre hundió a su ultima victima el carguero “Streonshalh”.
 Los ingleses suponían que la nave alemana iba a navegar hacia la desembocadura del Rio de la Plata y 3 buques ingleses: el “Exeter”, el “Ajax” y el “Achilles” fueron a buscarlo. Era la mañana del 13 de diciembre de 1939, Langsdorff descarto huir y ordenó enfrentarlos y esta fué la que se conoció, en la 2º guerra mundial, como la batalla del Rio de la Plata. El “Graff  Spee” no era una nave grande como ya vimos, pero tenia un poderoso arsenal. Después de la batalla, la nave alemana quedo averiada y su capitán herido, decidió atracar en el puerto de Montevideo. En el trascurso del enfrentamiento el corsario alemán recibió más de 70 impactos, murieron 36 tripulantes y hubo más de 50 heridos, las leyes internacionales decían que la nave solo podría permanecer 72 horas en el puerto de un país neutral, la diplomacia alemana le solicitó a Uruguay 30 días para poder reparar el barco y partir, a lo que Uruguay (muy influenciado por Inglaterra) se negó. La orden de Berlín era llevar el barco a Buenos Aires, donde había más afinidad con el Nazismo, pero si la nave tenía que salir al mar, ni ella ni su tripulación tenían que caer en poder del enemigo. Langsdorff bajó a los 61 prisioneros, a los 50 heridos y enterró (con todos los honores) a los muertos de la nave.
 El Río de la Plata no tenía calado para una nave de esa embergadura. Entonces Langsdorff optó el 18 de diciembre de 1939 alejar a la nave del puerto y hundirla, su tripulación fue llevada a Buenos Aires, donde muchos se quedaron a vivir allí.
 El 20 de diciembre de 1939 en un hotel de Buenos Aires después de enviar al legendario “Admiral Graf Spee” al fondo del mar, envuelto en la bandera de guerra de la real armada alemana el Capitán Hans Langsdorff se suicidó. Sus restos descansan en el sector alemán del Cementerio de Chacarita. Un Capitán con gran sentido del honor no puede tener un destino diferente al de su nave. Hasta el mes que viene amigos

CUIDADO CON LOS 50

 En la columna del mes de Mayo
(Operación Gibraltar 1ºParte), les conté brevemente sobre uno de los personajes mas siniestros del siglo XX. El comisario general Alberto Villar, jefe de la Policía Federal. Villar era un policía de raza, represor nato, la patota lo veneraba como a un símbolo y así murió en un atentado guerrillero el 1º de noviembre de 1974.
En esta nota les voy a contar, sobre otro de los personajes mas siniestro y nefasto del siglo XX, que también fue jefe de la Policía Federal y que también murió, en un atentado, en este caso, anarquista, el 14 de noviembre de 1909, el Coronel Ramón L. Falcón.
 Falcón se destaco por su crueldad, reprimiendo con mano de hierro, las manifestaciones y huelgas a comienzos del siglo XX.
 En el año 1907 , se anunció el aumento de los alquileres de las piezas de los conventillos y en agosto de ese año comenzó en las 132 piezas del conventillo de la calle Ituzaingó nº 279  del barrio de Barracas una huelga que duró 3 meses y que se extendió a las 2500 casas de inquilinato de la ciudad de Bs. As. que poseían  49000 habitaciones, donde vivían  951000 personas. La famosa huelga de los conventillos, consistía en no pagar los alquileres hasta que bajaran.  El sanguinario Coronel Falcón entraba a los conventillos en huelga de pago a punta de sable, agua fría y balas, reprimiendo hombres, mujeres y niños a mansalva. 
 El 1ºde mayo de 1909 (la semana roja) , Falcón reprimió con dureza una marcha obrera, organizada por la F.O.R.A. (Federacion obrera de la República Argentina) en la plaza Lorea, que esta detrás de la plaza del congreso, donde quedaron oficialmente 11 muertos y 105 heridos (aunque dicen que los muertos fueron mucho más).
5000 personas se reunieron frente de la morgue para reclamar los restos de los muertos y en el entierro otra vez Falcón reprimió llevándose los cadáveres.
 En ese entonces el Coronel era el enemigo nº 1 del pueblo, especialmente de los Anarquistas, Socialistas , Sindicalistas y de los que estaban  sometidos a sus agresivas represiones. Pero hay un viejo adagio que dice: “Nadie puede escapar a las consecuencias de sus actos” y así fue. Habia muerto el director de la Peniteciaría Nacional, que estaba en la Av. Las Heras y Coronel Díaz : Antonio Ballve, lo velaron en Barrio Norte. El Velorio duro todo el día y al otro día el 14 de Noviembre de 1909, lo enterraron en el cementerio de La Recoleta. Después de las respectivas condolencias, Falcón se retiró del entierro junto a su secretario Juan Lartigau (un joven de 20 años), en el pescante del carruaje descapotado lo esperaba el “Tano” Ferrari, su chofer oficial. Los caballos comenzaron a trotar y Falcón se fue. En la esquina de las calles Quintana y Junín, Falcón y Lartigau encontraban la muerte, un anarquista ruso llamado Simón Radowisky, arrojo una bomba dentro del auto que terminó con sus vidas.
Radowisky fue apresado y enviado al penal de Ushuaia.
Como frutilla del postre si algo le faltaba al coronel Falcón para  generar más odio del que el pueblo le tenía, creo en diciembre de 1906 un edicto policial, donde se castigaba con $ 50.- de multa al hombre que le dijera un piropo a una mujer. El cual en detalle decía: “Se recuerda al personal policial  el deber que le esta atribuido por la reglamentación vigente para velar por la moral y las buenas costumbres, así como el de impedir que nadie sea molestado ni provocado con ademanes o palabras que infieran ofensas al pudor”. provocado con ademanes o palabras que infieran ofensas al pudor”.
 Angel Villoldo, hombre de Barracas, había nacido el 16 de febrero de 1861, tipógrafo del diario “La Nación”, Tramoyista del circo de los hermanos Rafetto, escritor de letras de la comparsa del barrio de barracas “Nenes de Mama viuda”, letrista y músico de tangos, como “El esquinazo”, “La morocha” y “El choclo”. No se le pasó por alto este detalle y escribió en el año 1907 un tango poco cantado  y poco grabado, evocando al edicto de Falcón: “ Cuidado con lo 50”, que en su letra dice: “ Una ordenanza sobre la moral / Decretó la dirección policial  / Y por la que el hombre se debe abstener / de decirle palabras dulces a una mujer / Cuando una mujer hermosa veamos venir / ni un piropo le podremos decir / No habrá mas que mirarla y callar / Si apreciamos la libertad /                               ¡ Caray ¡ No se porque prohibir al hombre que le diga un piropo a una mujer / ¡ Chito ! No hablar, porque al que se propase cincuenta le harán pagar / Yo cuando vea cualquier mujer, una guiñada de ojo solo le haré / y con cuidado / que si se da cuenta ¡ Ay! de los cincuenta no me salvare / Mucho cuidado se debe tener / Al encontrarse frente a una mujer / yo por mi parte cuando alguna vea / por linda que sea nada le dirá.
En aquel entonces no existía SADAIC, las canciones no se registraban, muy bien asesorado Villoldo registró sus canciones en Francia y en el año 1920 le llegó una importante suma de dinero por los derechos de autor de las mismas, pero Angel Villoldo había muerto 14 de octubre de 1919.

“El domingo, frente a Chacarita, River jugó como una máquina”

(Uno de los más grandes equipos de futbol de la historia)” 

Dedicada: A Don Orlando Belusci ex mozo 5 estrellas (fanático hincha de River Plate)

Pasaron 77 años de aquel junio de 1942, River Plate ya era el millonario, ya se había mudado desde la Av. Alvear  y Tagle límite  de los barrios de Palermo y Recoleta , (donde hoy está A. T.C.) hacia el barrio de Nuñez donde estaban las tierras del viejo Hipodromo Nacional, que funcionó hasta el año 1918.  River de local, le iba a ganar a Chacarita 6 a 2 con 2 goles de Angel Labruna, 2 goles del gran Adolfo Pedernera, 1 gol de Jose Manuel Moreno y gol de Victor Emanuelli en contra.
 En esa época, no había televisión en la Argentina, la radio y los medios gráficos  eran la única forma que tenía el pueblo de enterarse de la actualidad. Los grandes escritores del momento escribían en los principales diarios y revistas  del país.                                                                                                                                           
La revista deportiva “El Gráfico” que había nacido en el año 1919, era el principal medio para enterarse de los resultados deportivos  de la época. “El Grafico” tenia dos plumas impecables, que cuando uno las leía, estaba viendo el evento en directo. Una era un periodista uruguayo, Ricardo Lorenzo “Borocotó”, el otro Felix Daniel Frascara “Frascarita”. “Borocotó” hizo el comentario que lleva por título esta nota y dijo:” El domingo frente a Chacarita, River jugó como una máquina” y si él lo decía, seria la “Máquina de River” para siempre. Frascara dijo alguna vez en relación a este equipo :”…..de juventud, de clase y de garra, homogéneo , pujante y sereno a la vez, tiene la fisonomía de los grandes campeones, de los que perduran en el tiempo” así definía este gran periodista a este naciente gran equipo de River Plate del año 1942. Si uno visita el hermoso museo del club, va a ver que en una de sus salones principales, hay una máquina de ferrocarril de verdad que rompe la pared y sobre el agujero la pintura de sus 5 delanteros: Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau
Las personas que vieron jugar a este equipo (que quedan pocas) y los historiadores, solo recuerdan la gloriosa delantera de la máquina, pocos recuerdan la formación entera del equipo.
  Juan Carlos Muñoz debutó en el Sportivo Dock Sur en el año 1938 llegó a river en el año 1939 donde jugó hasta 1950. Se retiro  en el año 1953 en Platense. Jugó 184 partidos en primera división.                                     
 El “Charro” Jose Manuel Moreno, fue la pieza fundamental de la máquina de River, donde jugó entre los años 1934 y 1944 y regreso en el año 1946. Moreno vivía en la Boca, era hincha de Boca, soñaba con jugar al futbol en Boca Juniors y un dia se fue a probar como futbolista y lo rechazaron. Los dirigentes del club de la ribera no sabían que estaban dejando ir, al que seria para muchos el mejor jugador de futbol de la historia. Moreno fue llorando por la calle Brandsen y ahí se encontró con un amigo que era arquero de la cuarta de River y se lo llevo al club donde lo aceptaron inmediatamente. El “Charro” era un crack con todas las letras, “Pipo” Rossi alguna vez dijo: “Para decir que un jugador es crack, necesita rendir como Moreno. Nunca lo ví jugar regular, siempre de bien para arriba”. Fanfarrón, atorrante, bailarín de tango, trasnochador, bohemio incansable, poseedor de una personalidad  exuberante caudillo en la cancha y en el vestuario, mujeriego, se casó con Pola Alonso una actriz de cine. En la película “historia del futbol argentino” 1º parte, se lo ve haciendo jugadas olvidadas o desconocidas, como la bicicleta o la marianela. Como jugador gano 2 campeonatos sudamericanos 1941 y 1947 y con River los campeonatos 1936,  37, 41, 42 y 47. En el año 1945 se fué de River para volver en el año 1946. En 1950 cumplió su sueño de pibe y jugó en Boca Juniors.
El gran Adolfo Pedernera hombre de Parque Patricios, ahí comenzó a hacer sus primeras armas en un club del barrio, “Crucero del Plata”. A los 4 años dicen que ya le pegaba a la pelota con las 2 piernas, jugó en las inferiores del Racing Club, donde no observaron sus condiciones, debuto en Huracán  en el año 1933 hasta que un amigo lo llevo a River, donde comenzó a jugar en el año 1935. Realizó 143 goles en toda su carrera.
El padre de Angel Labruna era relojero,  tenía su relojería en la  Av. Las Heras entre Sanchez de Bustamante y Pereyra Lucena a la vuelta de la vieja cancha de River Plate y en la vidriera del negocio había un par de botines de futbol que pertenecieron al gran Bernabé Ferreyra con una dedicatoria, donde podía leerse: “Al crack en ciernes Angelito Labruna, con afecto, Bernabé”, Labruna debutó en River en el año 1939, cuando entraba a la cancha tenía varias cabalas, no pisaba la raya de cal, hacia un gol con el arco vacio y cuando pisaba la cancha de Boca se tapaba la nariz como sintiendo mal olor, es el máximo goleador del superclásico con 16 goles, máximo goleador de River Plate y uno de los mas grandes goleadores del futbol argentino, con algo más de 290 goles en mas de 500 partidos. Labruna salió de las inferiores de River,  y entre sus mañas, cuando avanzaba hacia el arco rival, se encorvaba como un felino que va detrás de su presa y ahí se iba el gran Angelito Labruna, el “Feo”,  hacia el gol. Se retiró en el año 1959 con 41 años.
Felix  Loustau (Chaplin) uno de los mas grandes wing izquierdos de la historia. En el año 1939 cuando contaba con 17 años jugaba en las inferiores del Racing Club como defensor, hasta que en el año 1942 se fue a River, para reemplazar al “ Mono” Aristóbulo Deambrosi, realizó 101 goles en su carrera, se retiró de River en el año 1958.
 La base del equipo completo era: Soriano, Vaghi y Yacono, Rodolfi, Ravaghi y Ferreyra, Muñoz, Moreno Pedernera, Labruna y Loustau. Esta delantera de River Plate que jugó entre 1942 y 1946 es una las mas grandes delanteras de la historia, sino la mejor. Solo 18 partidos jugaron juntos estos 5 delanteros, que se desarma cuando se va el “Gran” Adolfo Pedernera en el año 1946. El mundo no pudo disfrutar del futbol de estos grandes, porque entre 1939 y 1945 no hubo mundiales por la 2º guerra mundial. Aparte en Francia 1938 y Brasil 1950 Argentina decidió no participar. River Plate en esa década ganó los campeonatos1941,42, 45 y 47. Los veteranos suelen decir que el futbol de la década del '40 fue la mejor de la historia, y eso puede leerse en el tango: “Buenos Aires del '40” del año 1945 de Jorge Moreira y Dante Smurra que en una estrofa dice: “Si mañana no llueve La Máquina de River en la cancha de Boca con Lazzatti  hablará, Buenos Aires del '40  si te dejaran volver”.
     

BERNABE BERNABE, EL AUTO NO LO VE


 Mi querido y desaparecido amigo Luis Piegaro, que hoy tendría casi 103 años, como yo lo escuchaba atentamente, él  siempre me  contába anécdotas de su vida y de su juventud. Y no se equivocó, porque yo, las sigo reiterando con la misma pasión con que yo las recibí de él.
 Un día Luis me dijo: ”Muchas personas piensan que Pelé fue el mejor jugador de futbol del mundo, pero un día le preguntaron a Pelé, para usted quien era el mejor ”, y Pelé respondió: ”El mejor jugador de futbol que vi  en mi vida, era argentino, jugó en Independiente, y yo lo vi de chico en el Sao Paulo Futbol Club donde ganó 3 campeonatos entre 1942 y 1946, y se llamaba Antonio Sastre”.
 Sastre jugó en Independiente entre 1931 y 1941, formando parte de un tridente ofensivo letal, junto a Vicente “Capote” De La Mata y al “Paraguayo” Asenio Erico , que le dieron a Independiente su 1º campeonato oficial en el año 1938 y el bicampeonato en 1939.
 Erico fue el más grande goleador del futbol argentino, con 293 goles (algunas estadísticas dicen 295), debutó el 5 de mayo de 1934 frente a Boca Juniors, fue goleador del año 1937, 1938 y 1939 con 48, 43 y 41 goles respectivamente. Otro gran goleador de la época era Bernabé Ferreyra (El mortero de Rufino) quien debuta en el año 1929 en Tigre y se lo vende a River Plate en el año 1932 por      $ 35000.- (la cifra mas alta hasta ese momento, pagada por el pase de un jugador de futbol). Con Bernabé, River ganó los campeonatos 1934,  1936 y 1937 y llegó a marcar en el futbol argentino 220 goles.
  Ya en esa época, no se usaba la pelota con tiento (que era una costura exterior), pero se usaba una pelota de cuero pesada, que cuando se mojaba pesaba más, esa pelota en sus pies era una bomba y Bernabé Ferreyra pateaba como una “Fiera”. El 15 de abril de 1934 le quebró de un disparo las dos muñecas a Andrés Bello (arquero de Independiente) y en el superclásico de 1932 desmayo de un pelotazo en el estomago  a Arico Suarez arquero de Boca.
 Bernabé tenía más carisma que Erico, era un fenómeno social, un día el presidente Agustín P. Justo (1932-1938), lo fue a visitar al vestuario y le dijo:” Así que usted es Bernabé, vine a saludarlo porque la gente habla más de sus goles que de mí”.
 No hubo jugador en la historia del futbol argentino, hasta la llegada de Diego Maradona, que haya gravitado tanto en las recaudaciones
La gente lo iba a ver a él y a sus golazos y si no jugaba era otra cosa, lo iba a ver gente que nunca había pisado una cancha de futbol. Fue goleador en el año 1932 con 43 goles. El tango “El sueño del Pibe” lo nombra: “ Dicen los muchachos del oeste argentino que tengo más tiro que el gran Bernabé”, y hay un tango dedicado a él titulado “La Fiera”, en el cine participó de 4 películas y una muy especial protagonizada por Luis Sandrini que es una parodia sobre su vida, titulada “El cañonero de giles”.
Pero Bernabe Ferreyra no era Arsenio Erico, tal vez haya sido el más fuerte shoteador de la historia del futbol argentino, hacia goles de 30 metros, asesinaba a los arqueros, partía los travesaños, pero Erico era otra cosa, media 11 cm. más de altura y tenía 6 años menos de edad, era el hombre de goma, aparte de gran goleador era un gran cabeceador.
A comienzo de 1938 la empresa de cigarrillos 43 propuso regalarle un auto (un lujo para la época) a aquel jugador, que convirtiera 43 goles ese año, ni uno más ni uno menos. Arsenio Erico era el candidato, venía de salir goleador en la temporada 1937.
 En el último partido del año 1938 Independiente jugaba con Lanús, Erico tenía 41 goles y en el 1º tiempo convirtió 2 goles y llegó a la ansiada marca de 43. En el 2º tiempo se dedicó a pasar la pelota y no pateó ni un tiro al arco y se ganó el ansiado premio de la empresa tabacalera, 43 goles en 30 partidos (1,43 goles por partido). Esta historia me la contó Luis Piegaro hace muchos años, lo que yo desconocía era la frase que dá por título a esta nota.
 Don Angel Menichelli (Pirincho) que tuvo su kiosco toda la vida en el cruce de las av. Diaz Velez y Eva Perón (ex Iparraguirre) de Ramos Mejía se la contó a su hijo Maxi, y Maxi me la contó a mí, las hinchadas contrarias cargaban a Bernabé Ferreyra y le cantaban “Bernabé, Bernabé el auto no lo vé”. Y no lo vió, otras versiones dicen que la canción decía “Bernabé, Bernabé, quiere el auto y no la vé” pero para los efectos de la nota vale cualquiera de las dos.
 Bernabé Ferreyra se retiró en el año 1939 y falleció el 22 de mayo de 1972 sus restos descansan en el cementerio de Rufino, Santa Fé.
El gran Arsenio Erico se retiró en el año 1949 y falleció el 23 de julio de 1977sus restos fueron enterrados en el cementerio de Morón y repatriados al Paraguay el 24 de febrero del 2010 donde fueron  recibidos con todos los honores por Fernando Lugo (presidente de entonces) Arsenio Erico descansa en un mausoleo en el estadio “Defensores del Chaco” donde se puede leer: “ Al más grande jugador paraguayo de la historia y al más grande goleador del futbol argentino”.

FE DE ERRATAS: debo aclarar que Arrico Suarez a quien Bernabé Ferreira desmayó de un pelotazo en el estómago no era arquero de Boca juniors sino que era mediocampista y quiero agregar un dato sumamente interesante sobre la misma nota. Antonio Sastre a quien Pelé vió jugar al futbol de chico y admiraba profundamente es el único futbolista argentino que tiene un monumento en Brasil.

OPERACION GIBRALTAR

Era el 22 de agosto de 1972, el país vivía bajo la dictadura del General Alejandro Agustín Lanusse, los guerrilleros argentinos que estaban presos en la carcel  de la ciudad de Rawson de la provincia de Chubut, organizaron una fuga del penal y salieron en 2 grupos hacia el aeropuerto. El primero, formado por 6 personas, que lograron llegar,  tomar un avión y huir y el segundo de 19 personas no llegó y fueron atrapados 16 fueron fusilados en la ciudad de Trelew, solo 3 sobrevivieron. Cada uno de los cuerpos fué llevado a la ciudad a la que pertenecían y velados ahí, con esta aptitud el gobierno quería evitar manifestaciones masivas , pero algunos cadáveres fueron velados en la sede del Partido Justicialista de la ciudad de Bs. As. Y un grupo multitudinario los despidió, esto molesto mucho a las fuerzas de seguridad.
 Una tanqueta derribó la puerta de la sede, y los efectivos se llevaron los féretros con los cadáveres para enterrarlos en algún lugar desconocido. El encargado del operativo era un personaje siniestro, el Comisario mayor Alberto villar.
 Villar era un policía de raza, represor nato, la patota lo veneraba como a un símbolo.
 Villar participó del “Cordobazo” en 1969, del “Vivorazo” en 1971, volvió a Cordoba en el año 1972 para reprimir un levantamiento obrero,  donde reprimió hasta a la misma policía cordobesa. Pidió el retiro voluntario en el año 1973, cuando asumió la presidencia Hector Campora (un peronista de izquierda que lo odiaba).
 Con el decreto 312 del año 1974 el Gral. Perón lo ascendió a Comisario General y lo nombró jefe de la Policía Federal, formó parte de la tristemente celebre A.A.A. de Lopez Rega
 Después de esta y otras aptitudes la guerrilla de izquierda se la tenía jurada y lo tenía en la mira y esto lo demuestra: En un apto en la cancha de Atlanta, la gente cantaba “Montoneros, Montoneros, tu gente te lo pide, queremos la cabeza de Villar y Margaride”.
El comisario  Luis Margaride era uno de los más terribles hombres de Villar, cuentan que tenía la costumbre de entrar a los albergues transitorios y si luego de pedir documentos encontraba algúna persona casada la exponía delante de su pareja. Dicen que este síndrome le quedó después de haber sufrido una dolorosa infidelidad.
 Pero Villar era un hueso duro de roer, nunca estaba solo, siempre estaba custodiado por varias personas, que nunca lo abandonaban. Pero los “Montoneros” que no eran tontos, detectaron que la única vez que lo dejaban, era cuando se iba a navegar junto a su esposa, los días domingo en su lancha por los canales del delta. Los custodios se quedaban en el muelle y esperaban que regrese, pero el domingo 1º de noviembre de 1974, Villar no regresó .
 Máximo Nicoletti, buzo táctico de “Montoneros”, que había tenido entrenamiento en Centroamérica, colocó debajo de su embarcación entre 3 y 5 kg. de un explosivo llamado gelignita y los pequeños trozos que quedaron de Villar y su esposa luego de la explosión, se fueron a descansar al fondo del arroyo “El Rosquete” del Tigre.
 La dictadura que comenzó aquel 24 de marzo de 1976 atrapó a Nicoletti, pero al darse cuenta que era un buzo experto muy valioso y que podía ser de gran utilidad para la Armada Argentina no lo mataron ni lo hicieron desaparecer, simplemente lo quebraron y los hombres del Almirante Massera lo obligaron a trabajar para ellos.
Así que como extraña paradoja del destino, Nicoletti después de haber participado del asesinato del jefe de la Policía Federal, fué entrenador del “Grupo Albatros”. Pero un día le dieron una misión de suma importancia que podía haber cambiado el rumbo de la guerra de Malvinas. La misma consistía en colocar bombas submarinas debajo de las naves británicas que iban a abastecerse de  combustible en la península de Gibraltar al sur de España. Esta misión que es prácticamente desconocida se conoció como “Operación Gibraltar”. 

 “Operación Gibraltar” fue una operación organizada por los servicios de inteligencia de la Armada, en abril de 1982. El almirante Isaac Anaya jefe de la Armada, mantuvo la operación  en secreto a la mayoría de sus camaradas.  El comando estaba formado por 4 hombres, 3 ex montoneros (con experiencia subacuática): Máximo  Nicoletti, Nelson Latorre y otro conocido como el”Marciano” y un Teniente de Navío conocido con  el alias de “Hector”. Su misión era colocar minas submarinas debajo de la fragata inglesa            “ HMS Ariadne” que viajaba desde Inglaterra hacia las “Islas Malvinas” para participar de la guerra en el Atlántico Sur contra la Argentina.
 La fragata “ HMS Ariadne” iba a atracar  en los primeros días de junio en la peninsula de Gibraltar al sur de España para reabastecerse de combustible, recordemos que Gibraltar está en poder de Inglaterra desde el año 1713.
 Desde territorio español el comando monitoreaba todo el tráfico naval británico alrededor de Gibraltar.
 En una valija diplomática viajaron los explosivos desde Bs. As. hacia la embajada Argentina en Madrid. El comando viajó desde
Bs. As. hasta Paris con pasaportes muy mal falsificados ( secuestrados en un operativo contra Montoneros), para que en caso de ser descubiertos,  la operación se atribuyera a antiguos cuadros de esa organización guerrillera. Pero en París fueron detectados y puestos bajo vigilancia. Ya en España, el grupo recogió de la embajada 2 minas de fabricación italiana, de 60 cm. de diámetro, cargadas con 25 kg. de trotyl.
 El comando se instaló en un pequeño hotel ubicado entre Gibraltar y Algeciras,  bajo la apariencia de un grupo de turistas argentinos amantes de la pesca y ahí comenzaron a estudiar el terreno para el golpe, el requisito era contar con una noche encapotada para moverse sin ser detectados, salir a fin de la tarde en un gomón, hundirlo y bucear hasta la fragata con los explosivos, colocarlos y nadar hasta la costa donde los esperaría un auto de apoyo.
 Había una fragata inglesa en el puerto de Gibraltar, las condiciones meteorológicas adecuadas y la luz verde de Bs. As., pero el cielo se descubrió y la luna llena amenazó con delatarlos y la operación se frustró.
 El 3 de mayo de 1992, un día después del hundimiento del “ARA Gral.Belgrano”, la Armada se empezó a desesperar y la junta militar ordenó al comando, la destrucción de cualquier barco británico lo antes posible.
 Despues del ingreso a Europa por la ciudad de París el grupo comenzó a ser monitoreado por las fuerzas policiales europeas, un motivo eran los pasaportes falsos, otro, los fabulosos gastos en  efectivo que realizaban y la último era que cuando el grupo estaba en                                           Algeciras hubo un robo en un banco local y escucharon un “che” de parte de uno de los delincuentes y ahí comenzaron a perseguir a todos los argentinos que estaban en la zona. Cuando dos de los argentinos fueron a renovar el alquiler del auto que los trasladaba, fueron aprendidos y luego el resto, en el hotel.
 Este comando formado por 4 argentinos fueron considerados prisioneros de guerra y así tratados por el gobierno español y enviados a Bs. As. en el más adsoluto secreto. Cuentan que uno de los militares españoles que los capturó, les dijo: “ Hombre, si yo hubiera sabido que ibais a a hundir un barco inglés os dejaba. Después de todo El Peñon de Gibraltar es territorio usurpado por Inglaterra”.
 Antes de escribir esta historia, yo se la conté a un amigo y él me preguntó si era cierta, y yo le respondí, que todas las historias que escribo son ciertas, esto demuestra lo oculta que estuvo esta historia entre nuestro pueblo. Oculta para evitar que se vea la convivencia que hubo en algunos casos entre los guerrilleros y las Fuerzas Armadas.
 Máximo Nicoletti sobrevivió al Proceso Militar y caminaba en libertad dándose ínfulas de héroe. No estaba tan errado, “Operación Gibraltar” fué una operación que salió mal, pero si hubiera salido bien, un comando formado por 1 oficial de la Armada Argentina y 3 ex guerrilleros hubiera cambiado el rumbo de aquella triste “Guerra de Malvinas”